El que no arriesga, no gana

Los estudios indican que se sienten más satisfechas y realizadas las personas que se han arriesgado a hacer algo que les importa, aunque no lo hayan logrado, que las que nunca se atrevieron.

¡Mejor intentarlo y fracasar que no intentarlo nunca!

Muchas veces no damos el paso para hacer aquello que realmente queremos, por el miedo a no conseguirlo, y desde luego que de esta forma no lo conseguiremos…

Cuando te encuentres en esta situación, te invitamos a que te plantees dos cuestiones:

  • ¿Qué es lo peor que te puede pasar si no lo consigues?
  • ¿Y qué es lo mejor  que te puede pasar si lo consigues?

Tómate un tiempo para responder, y después valora si merece la pena para ti dar o no el paso.

Tanto si logras tu objetivo en ese primer intento, como si no lo logras, o al menos no en la medida en que te hubiese gustado: ¡enhorabuena!

Si lo has logrado, podrás celebrarlo y disfrutarlo, y si no es así, habrás obtenido el aprendizaje necesario para hacerlo de nuevo con mejores resultados, y con el beneficio extra de la tranquilidad que te da la experiencia de haberlo hecho antes.

En cambio, si el miedo te ha frenado, y no has dado el paso para conseguir eso que querías, te quedarás con la duda. No sólo estarás en la “posición de salida”, sino que muy posiblemente habrás retrocedido “alguna casilla”, penalizado por la incógnita “y si…”

Esto no quiere decir que siempre te tengas que “tirar a la piscina”, sino que deberás hacerlo cuando creas que estás preparado para nadar en ella.

A través del coaching, desde La Escuela de Emprendedores, podemos ayudarte a definir tus objetivos, para que puedas valorar cuáles merecen la pena, cuáles te acercan a esa meta final que persigues, y cuáles estás preparado para conseguir, o qué necesitas para estar preparado para conseguirlos. Analizar tus debilidades y fortalezas, focalizando en un objetivo concreto, te ayudará a conseguir el éxito en todo aquello que te propongas.

No cabe duda de que la motivación es muy importante, imprescindible diríamos nosotros, pero la motivación sin los recursos necesarios, sentimos decirte que no es suficiente; es más: es posible que sea una apuesta muy arriesgada, y que los resultados que obtengas sean todo un mazazo para ti y tu autoestima.

Nuestros coach te ayudarán a desarrollar tu potencial, para que apuestes por aquello para lo que realmente estás preparado, con garantías de conseguir el éxito.

Y si aún no estás preparado para apostar, te ayudaremos a identificar tus áreas de mejora para que empieces a acercarte a esa meta.

Es necesario arriesgar, hasta dónde tú consideres que puedes arriesgar en cada momento, para ganar. ¿Estás dispuesto a aceptar el reto?

Dar el primer paso es la primera clave para conseguir todo lo que te propongas. Te invitamos a que te atrevas a darlo: desde La Escuela de Emprendedores estaremos encantados de acompañarte en tu camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *